Saltar al contenido
Sergio Cuesta

Tocados para bodas 😍 9 secretos al descubierto que querrás saber

Los tocados para bodas pueden ser difíciles de llevar, reconozcámoslo. No sientan bien a todas ni todas son capaces de lucirlos con gracia y distinción. Pero con algunas indicaciones estratégicas, estamos seguros de que serás capaz de deslumbrar con uno de ellos.

tocados para bodas

Ya estamos en Agosto, pero todavía tenemos mucha temporada nupcial por delante. Es posible que hayas sido invitada a varias bodas este verano. Entendemos lo que te pasa, llega un momento que ya no sabes qué más ponerte para no repetir modelito.

La clave es jugar con los accesorios. Un mismo vestido, traje, mono o conjunto en tonos neutros o sin estampados puede lucir distinto cada vez. El secreto, como te decimos, es combinar una amplia variedad de complementos que irán variando en cada ocasión.

1.- Tocados para bodas en verano

Antes que nada, plantéate si lo que de verdad quieres llevar es un tocado o una pamela.  Las pamelas en verano son glamourosas y además tienen la doble función de protegernos del molesto sol de día. De esta manera, también conservarás tu maquillaje intacto.

En el caso de decantarte por un tocado, presta atención a los materiales. Estos deberán de ser livianos y transmitir frescura y ligereza. Deja el terciopelo, el fieltro o el estilo turbante para épocas del año más frías.

2.- Tocados para bodas de tarde y de noche

Los vestidos de noche de corte largo no suelen necesitar muchos adornos: tienen que brillar por sí mismos. En este caso lo más recomendable es utilizar diademas, horquillas o aplicaciones de strass.

Si tu elección es un bonito y divertido vestido de cocktail, ¡juega con la fantasía! Puedes usar las flores, que son siempre tendencia, o quizás optar por tejidos como el tul, la rafia o el lino. No te pases con el tamaño, pero atrévete a ser rompedora.

3.- Tocados para bodas y vestimenta elegida

Existe una regla básica que consiste en seleccionar siempre un tocado que vaya con tu look. No te cierres a la idea de tener que llevarlo por obligación. No todos los vestidos combinan con un tocado También puede ocurrir que el tocado en lugar de realzar la apariencia general, la apague.

Para conseguir un conjunto en equilibrio, tendrás que pensar que, si la ropa que llevas es llamativa, los complementos deberán ser discretos (y viceversa).

4.- Cómo se coloca un tocado

Tenemos dos casos diferentes. Si estamos hablando de pamelas, sombreros y tocados con ala, deberemos colocarlos de forma oblicua al óvalo de la cara. Si, por el contrario, tenemos una pieza de tamaño pequeño, deberemos situarla próxima a la frente, justo antes del comienzo de la línea del cabello. Nunca en el medio, debemos ladear el tocado de una parte o de la otra.

Para accesorios más pequeños, no hay límites. Prueba varias posiciones y elige aquella con la que te encuentres más favorecida.

5.- Elegancia y estilo en los diseños

Más no siempre significa mejor. Los tocados para bodas con abalorios demasiado vistosos o provocativos pueden robar protagonismo a la novia. Recuerda que estás en una boda, y debes mantener por sentido del gusto y decoro, cierto nivel de discreción.

Esto no quiere decir que no puedas innovar y ser divertida. Simplemente ten sentido común y recuerda que no se trata de un carnaval freestyle. Además, para acertar con el tamaño, ten en cuenta si la ceremonia se celebra de noche o de día.

6.- Cuándo es posible deshacerse del tocado

El protocolo es claro en este sentido: nada de quitarse el tocado hasta después de la comida o cena. En el caso de que definitivamente no puedas aguantarlo más, considera que algunas desagradables marcas pueden quedar sobre el cabello. Son el resultado de varias horas de sujeción del complemento. ¡Sopesa llevarlo hasta que todas las luces se apaguen y te lances a la pista de baile!

7.- Tocados para bodas en función de la localización

Lo hemos comentado en muchos de nuestros posts. El lugar de la ceremonia determina muchísimas decisiones. Por supuesto, la vestimenta y complementos no iban a ser menos. No hace falta que digamos que no es lo mismo el estilo campestre, que el playero o el urbanita.

Cada lugar requiere de unos accesorios adecuados. Piensa bien que por más que te apetezca llevar un tocado de personalidad vanguardista, no es lo correcto para el medio rural.

8.- Peinados y tocados, la combinación perfecta

En cuanto a este punto, comenzaremos diciendo que el color del cabello importa. El pelo rubio destacará bajo un tocado de tonos oscuros, así como un cabello moreno admite accesorios claros de todo tipo. El secreto está en crear contraste.

Por otro lado, los peinados deben ir acordes al estilo de tocado. El pelo suelto y con ondas suaves es ideal para las coronas tanto de noche como de día. Los recogidos bajos suelen quedar de maravilla en la mayoría de estilos de tocados, sombreros y pamelas.

9.- Diseños extravagantes

Nuestra recomendación es que nunca te pongas un tocado con el que te sientas incómoda. Se consciente de que tendrás que llevarlo durante horas que se te pueden hacer una eternidad. No vale la pena pasarse de original para luego sentir que quieres arrancarte ese objeto extraño de tu cabeza.

Opta siempre por diseños que, aunque sean más sencillos, te hagan sentir confortable y segura. El cuero cabelludo es una zona sensible y no aguantará materiales pesados o irritantes.

¿Qué te han parecido estas diez reglas de oro para llevar con éxito tocados para bodas? Antes de que te tomes a pies juntillas ninguno de estos consejos, queremos que te guíes por tu criterio. Al final, solamente tú sabes cómo eres y con qué te sientes más cómoda.

La meta final es que te sientas satisfecha y contenta cuando te mires al espejo antes de salir. No hay ninguna norma que sea lo suficientemente inquebrantable como para superar esa sensación.  Recuerda siempre que la actitud es el complemento más brillante de todos los que puedes llevar encima. ¡Siéntete guapa desde dentro hacia fuera!