Sobre mi

Para mi la fotografía no es solo un trabajo, es una pasión y un placer. La parte que más me gusta de mi trabajo es tal vez la más díficil. Es cuando consigues captar las emociones reales, esas que quieres recordar siempre. Pero es muy difícil, tienes que estar muy cerca y al mismo tiempo volverte invisible y pasar desapercibido.

Fotografos Albacete

Para ello trabajo siempre muy cerca de los novios, a la distancia de un abrazo. Realmente no se como lo hago, pero las parejas me confiesan que no me vieron en toda la boda, a pesar de lo cerca que estaba de ellos.

No me basta solo con ver las emociones, necesito estar cerca para poder sentirlas, y de ese modo siento que parte de esa emoción queda, como por arte de magia, impregnada en la fotografía que tomo.

La fotografía es emoción, pero lo más importante, es historia. Son recuerdos materializados. Casi podría decir que la fotografía forma parte de mi ADN. Ya mi padre antes de nacer yo tenía un pequeño cuarto oscuro en casa, y hacía fotografías que luego revelaba. Para mi esas fotografías son tesoros de un valor incalculable.

Eso pretendo que sean mis fotografías para ti. Un tesoro de valor incalculable que puedas transmitir a tus hijos y nietos a través del tiempo, y que te sirvan para volver a vivir esas intensas emociones que se viven el día de la boda.

¿Hablamos?