Saal Digital – Prueba del Aluminio dibond

Recientemente he tenido el placer de ser seleccionado por parte de Saal Digital y dar mis opiniones sobre uno de sus productos. Quien me conoce sabe que soy exhaustivo y que no me muerdo la lengua a la hora de decir lo que pienso de algo, sobretodo si no me gusta. De hecho los hay que me han llegado a comparar con Risto Mejide o Chicote a raíz de mis comentarios. Así pues, me apetecía hacer una crítica a nivel profesional de un producto de mercado de una empresa tan potente como Saal Digital.

Saal Digital

La empresa

Voy a empezar por el principio, como debe ser. La atención al cliente me ha gustado desde el primer contacto, creo que es algo que se debe valorar en una empresa incluso por encima del propio producto, y la comunicación ha sido ágil y rápida. Lo siguiente a destacar es el programa propio de que disponen para crear productos y gestionar pedidos. Desde mi punto de vista es cómodo de usar y muy fácil. Comparado con otras empresas que te obligan a crear los productos a través de la plataforma web, es mucho más ágil y eso se agradece, en especial a la hora de maquetar álbumes o productos con una densa carga de imágenes.

El envío

Lo siguiente a valorar ha sido los plazos de entrega. A la hora de seleccionar el envío dispones de varias opciones, desde la estándar a la urgente. Yo me decliné por la opción más lenta, en parte porque no tenía prisa en recibirlo, y en parte también por curiosidad de cómo se manejarían los envíos justo en las puertas de Navidad. El envío a pesar de ser el más lento de todos los disponibles ha sido muy rápido. Desde que envié el pedido hasta que lo he recibido en mi estudio han pasado solo seis días naturales, y eso que llega desde Alemania. El embalaje muy acorde al producto, bien protegido de golpes y otros accidentes.

El producto final

El producto que seleccioné para escribir mi reseña ha sido el “Aluminio dibond“. Sobre una lámina de plástico de tres milímetros de grosor se adhieren dos finas láminas de aluminio, y en una de ellas es donde podemos encontrar la impresión. La primera sensación es agradable, es un material sólido y ligero a la vez, ideal para decoración mural. La superficie es rugosa, lo que hace que bajo determinadas luces produzca una sensación de granulado similar al del papel antihuella utilizado en los álbumes profesionales, pero mucho más fino.

Mi mayor obsesión con las imágenes y con su reproducción es la nitidez, me gusta poder ver cada detalle, cada pelo y cada pestaña. El acabado de éste producto es impresionante, sin perder ningún detalle y con una gama tonal muy agradable y fiel a la imagen original. Me parece muy interesante también como opción para decorar escaparates o exteriores, debido a su resistencia tanto a las inclemencias meteorológicas como a la luz directa del sol.

En conclusión: Un excelente producto para decoración mural, ligero, resistente y con una reproducción de colores muy agradable. Totalmente recomendado y que estoy convencido de que hará las delicias de los más exigentes.

*Imagen de cabecera propiedad de Saal Digital



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies