Postboda en Valencia de Patricia y Borja

Cuando planifico cualquier tipo de sesión, siempre presto especial atención al tiempo que va a hacer. A priori no resulta nada inteligente planificar una postboda en Valencia, empezando por la Albufera y las playas del Saler si se prevee una tormenta tremenda. Para los que no conozcáis la Albufera de Valencia, os adelanto que se trata de un lugar precioso e impresionante a la vez. Creo que es el único punto de la costa valenciana donde se puede ver la puesta del Sol sobre el mar. La pega es que si llueve no hay nada que hacer, no te queda otra que resguardarte en el coche, porque no hay ningún edificio cerca donde guarecerse de la lluvia.

Las nubes amenazaban tormenta, pero a pesar de unas pocas gotas, la sesión no llegó a peligrar, y por contra tuvimos la suerte de contar con unos cielos realmente interesantes de nubes y contrastes (a mi por lo menos me gustan las nubes en las fotos). Quiero por cierto dar las gracias al anónimo turista que evitó que mi cámara acabara golpeando el suelo cuando me tiré cuerpo a tierra para hacer una foto con muy poco tino para mi equipo, y a la amable pareja que veía la puesta del sol desde una de las pasarelas y que nos dejó el sitio para hacer cuatro fotos.

Para terminar, como no podía ser de otra manera nos acercamos a La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, el juego de luces y sombras de noche, junto con la combinación de colores y estanques artificiales es algo espectacular. El mejor marco para terminar ésta sesión de una forma inolvidable.

 

Otros trabajos interesantes…