Consejos para ser un buen segundo fotografo

Desde el año 2016 he decidido incorporar un segundo fotografo en todos mis reportajes de boda. Los motivos son varios y los explicaré en otro post. Mi segundo fotografo siempre es una persona de mi confianza y con la que ya he colaborado antes. El motivo es que con el tiempo las personas se conocen y se compenetran mejor.

Planificación

Lo más importante de todo, y por eso lo pongo en primer lugar. ¿Qué espera el fotógrafo principal de ti? Tal vez solo quiere que le lleves las maletas o que le sujetes el flash. A lo mejor quiere que ejerzas de primer fotógrafo para buscar un punto de vista creativo. Todas estas dudas deben ser solventadas cuanto antes mejor. Si es probable antes del mismo día de la boda.

Acuerda los términos del contrato

¿Puedes usar las fotos en tu beneficio? ¿Puedes etiquetar a los novios y al fotógrafo principal en redes sociales? ¿Es obligatorio indicar que trabajabas como segundo? ¿Te mencionará el fotógrafo principal al publicar las fotos? ¿Puede el fotógrafo principal atribuirse la autoría de las fotos? ¿Cuánto, cómo y cuándo vas a cobrar? Puede que no cobres nada, que sólo quieras aprender o crear portfolio. ¿Cómo y cuándo entregarás tus fotos al fotógrafo principal? En caso de que puedas publicar las fotos… ¿Debes esperar un tiempo?

Tal vez quieras firmar un contrato con el fotógrafo principal. Yo no lo veo del todo necesario, después de todo nuestro trabajo se basa en la confianza. Como fotógrafo principal yo quiero un fotógrafo en el que se que puedo confiar. Y como segundo fotógrafo quiero que el fotógrafo principal pueda confiar en mi. Si doy lo mejor de mi, se que tendré la opción de acompañar al fotógrafo otra vez. Cuando un fotógrafo principal no trata bien a sus segundos, se quedará sin colaboradores rápidamente.

Fotografo de bodas

Coordinate bien

Recuerda que eres un segundo fotografo. Estás ahí para sumar algo al equipo. Trata siempre de tomar fotografías distintas de las que pueda realizar el fotógrafo principal. Si fotografías el mismo motivo, sitúate formando un ángulo de 90 grados. Intenta no salir en cámara del fotógrafo principal. O mejor todavía, fotografía algo completamente distinto. Mientras el principal fotografía al novio poniendo el anillo a la novia, tu fíjate en su madre. Las mejores fotografías son aquellas que el fotógrafo principal no ha visto.

Controla en todo momento donde se encuentra el fotógrafo principal. Tal vez se quede aislado sin poder llegar a ti o a su equipo y te verás en la obligación de tomar las riendas. Parte de tu trabajo consiste en mover cosas, dar indicaciones, e incluso hacer de chófer. Y cómo no, hacer fotografías aburridas de detalles o de la familia. Algo en apariencia sencillo como sujetar un flash o acercar una mochila puede ser vital. Seguro que tu fotógrafo principal agradece éstos detalles, o que le acerques un refresco o un aperitivo.

Eres parte de un equipo

Durante éste día estás representando al fotógrafo principal y a su equipo. Es muy importante NO LLEVAR TARJETAS DE VISITA PROPIAS. Más aún, pide al fotógrafo tarjetas suyas para entregarlas si te las piden. Nunca se debe hablar de uno mismo ni dar detalles de su  trabajo, ni criticar al fotógrafo principal ante los invitados. El fotógrafo principal tiene su propio estilo, JAMAS des tu opinión o digas como harías las cosas. Y por supuesto, no trates de hacer posados con los novios o de hacerte ver por encima de los demás.

Trata de obviar el tema de las redes sociales con familiares y pareja. No trates de promocionarte a ti mismo, ya que puede dar pie a situaciones violentas. Recuerda que no te han contratado a ti, y lo que los novios tienen en mente no son tus fotografías.

Boda Landete

 ¿Vas a procesar tus propias imágenes?

Es importante aclarar éste tema. Hay fotógrafos que permiten al segundo fotografo procesar sus propias imágenes. Puede incluso que te pidan que selecciones las fotografías buenas y le pases sólo las que te gusten. Pero lo habitual es entregar los archivos raw o dar la tarjeta de respaldo. Si éste es tu caso… evita disparar de forma indiscriminada. Como segundo fotógrafo puedes tomar más tiempo para componer, para esperar. Si le entregas al fotógrafo principal 500 fotografías buenas, estará más agradecido que si le entregas 2000 mediocres. Aunque ésto tal vez es mejor que lo hables con el fotógrafo principal primero. Pregunta como trabaja él y que espera de ti.

Sincroniza tus cámaras

En una boda se me olvidó coordinarme con mi segundo fotografo. Luego era una locura tratar de organizar las fotografías, porque además mi segundo olvidó sincronizar sus propias cámaras. No sólo se trata de sincronizar el tiempo. También es importante poner en común aspectos como el ISO máximo, la apertura máxima, la velocidad mínima. El balance de blancos en cada lugar, el uso de ráfagas, puntos de vista también deben ser contemplados.

Diviértete y sonríe

Trabajar como segundo aporta la libertad de poder buscar ángulos distintos. Es el momento de experimentar, de jugar y divertirse. Tendrás la oportunidad de crear imágenes que normalmente no harías. Estas imágenes te harán brillar a los ojos del fotógrafo principal y de los novios. Pero lo más importante… ¡SONRIE! Puede que estés reventado después de 12 horas de trabajo, que estés de mal humor porque has roto tu objetivo favorito o porque el sobrino de la novia te ha echado una copa de vino por encima. ¡DA IGUAL! Durante la boda no vas a poder cambiar nada de eso, y todo el mundo te estará mirando. Trata de dar tu mejor impresión. Se amable, ayuda a los mayores y ríete con los jóvenes. Participa de la fiesta, porque si eres un invitado más, tus fotos serán más naturales.

 

Consulta tu fechaCONSULTA AQUI TU FECHA

 

Consulta tu fecha

¿Has comprobado si tengo tu fecha libre? Puedes usar el siguiente formulario para explicarme que quieres para tu reportaje de boda. Estoy convencido de que será una boda realmente única y especial. Será un placer para mi que me expliques todo lo que tienes preparado.

Si lo prefieres, puedes llamarme al móvil 681658000 y hablamos un rato. Y por supuesto, también puedes escribirme a mi email personal info@sergiocuesta.es

Trabajo en cualquier parte del mundo y estaré encantado de atender tu propuesta sea donde sea.

 

Llamar ahora LLAMAR AHORA